Make your own free website on Tripod.com

Adsorción física

En la adsorción física, la enzima se adhiere a la superficie de un soporte que no está especializado para uniones covalentes. El enlace se logra por interacciones físicas tales como las fuerzas de van der Waals, puentes de hidrógeno, o efectos hidrofílicos – hidrofóbicos.

En ausencia de reacción química, prácticamente no ocurren cambios en la conformación de la enzima y la pérdida de actividad asociada es mínima. Sin embargo, las fuerzas de unión entre la enzima y el soporte son generalmente débiles, y puede presentarse el desprendimiento de la enzima en los sistemas de flujo. Los cambios en los parámetros operacionales tales como, pH, fuerza iónica o temperatura pueden incrementar el desprendimiento dramáticamente. Los adsorbentes comúnmente empleados son: alúmina, carbón activado, tierra de diatomáceas, vidrio e hidroxiapatita.